Vegaviana, una joya extremeña de la arquitectura moderna del siglo XX

Susana Sanz / @placeresymas

Durante décadas en Extremadura floreció la arquitectura moderna. Recorriendo la región puedes descubrir obras de algunos de los mejores arquitectos del siglo XX. Esta vez dejaremos a un lado palacios, estaciones y museos porque quiero hablarte de viviendas para labradores, corrales para el ganado y escuelas: el poblado de Vegaviana, una de las mejores obras de arquitectura española del siglo XX.

Vegaviana es uno de los pueblos más jóvenes de España. Nació en 1956 en plena etapa de reconversión agraria, con el proyecto de hacer regable parte de la comarca de Coria (Cáceres). Entonces el Instituto Nacional de Colonización lo organizó todo, desde la extensión de las parcelas hasta los lotes de ganado y aperos que recibía cada familia.

El arquitecto José Luis Fernández del Amo recibió un importante encargo: diseñar el poblado para 2.000 habitantes. El resultado se estudia hoy en muchas universidades como ejemplo de urbanismo, recibió numerosos reconocimientos y premios internacionales y se integra en la selección de mejores obras del siglo XX elaborado por la Fundación Docomomo.

http://fernandezdelamo.files.wordpress.com/2011/03/vegaviana-aerea22.jpg?w=960&h=768

Vegaviana está construída entre encinas y alcornoques, en una perfecta armonía. Cuando paseas por sus calles parece que los árboles y las casas siempre hubieran convivido juntos. No sabes qué estaba antes.

Y cuando miras con detenimiento, dudas que las casas también tengan corteza como los árboles. Llama la atención su textura. Los muros, encalados, están hechos con pizarra y conservan su carácter rugoso, nada uniforme.

Los espacios son amplios, los diseños sencillos, la utilidad es absolutamente práctica.

Y la figura del colono, siempre presente. En la amplia plaza se exhibe la única escultura del pueblo sobre un pedestal, con casi seis metros de altura. Es una obra del escultor de Coria, Jesús Díaz Moreno “Machaco” inspirada en los mitos griegos que representa a un labrador.

Muestra el esfuerzo y la dedicación diaria de cientos de personas. Hombres y mujeres que trabajan incansablemente, de sol a sol. Familias enteras que dejaron sus pueblos de origen hace más de medio siglo para trabajar las tierras del río Arrago y buscar un futuro mejor.

Todos los vecinos de Vegaviana tienen muy presente la labor de Fernández del Amo, tanto que valoran su legado y en agradecimiento la plaza principal lleva su nombre.

Pero Vegaviana no es el único pueblo de colonización diseñado por Fernández del Amo, su impronta también quedó en otros lugares como Villalva de Calatrava (Ciudad Real) y Cañada de Agra (Albacete).

El Norte de la provincia de Cáceres tiene muchos enclaves patrimoniales de interés. Vegaviana ha pasado desapercibida para muchos, para el gran público, durante décadas. Ya es hora de valorar su peculiaridad histórica, social y patrimonial. Para conocer mejor la Extremadura de hoy en día…. también merece la pena visitar Vegaviana.

Anuncios

Un comentario sobre “Vegaviana, una joya extremeña de la arquitectura moderna del siglo XX

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s