Vive con nosotras el rito y mito del Don Juan Tenorio más mendocino

E.J.P.-P.R.U /@placeresymas

Las noches del 2 y 3 de noviembre, la ciudad de Guadalajara detiene el tiempo y recuerda la ciudad que fue en el siglo XVI, de la mano del mito de Don Juan Tenorio. Los edificios de la capital alcarreña vinculados a la familia Mendoza se convierten en escena de este clásico de la literatura española. Algo justo si tenemos en cuenta que en sus dependencias desarrollaron su labor creativa autores tan importantes para las letras castellanas como el propio Marqués de Santillana. La cita a las 21.30 de la noche, pero a las 19.30 en la plaza de Santa María, se desarrollará un retablo mendocino para entrar en ambiente y que os recomendamos no os perdáis

Gentes de Guadalajara con su Tenorio Mendocino nos permiten mantener la costumbre castellana de recordar el mito de don Juan a través del teatro en la calle, en edificios y espacios urbanos que forman parte de la historia de Guadalajara. De esta forma, literatura, historia y arquitectura se dan la mano reviviendo la que es sin duda la obra teatral de más relevancia de nuestras letras.

El Palacio del Infantado acoge la famosa ‘escena del sofá’

El objetivo que se marcó Gentes de Guadalajara era sencillo, pero conseguirlo no era fácil. No obstante, cuando algo se quiere, a pesar de las dificultades se consigue. En el libro editado en 1999 por Gentes de Guadalajara, bajo la coordinación de Javier Borobia, Pedro José Pradillo y Fernando Latorre, El Tenorio Mendocino, don Juan, rito y mito recuerdan que uno de los propósitos de este colectivo cuando se embarcaron en la aventura de sacar el Tenorio a las calles de la ciudad de Guadalajara, era “mostrar a los visitantes, así como recordar a los vecinos de la ciudad, la riqueza patrimonial que ésta guarda y, si es posible, apelando a los recursos del montaje dramático, trasladar a todos los espectadores a una realidad pasada, a la Guadalajara del siglo XVI con la ayuda de una parte de sus monumentos más destacados, convertidos en escenarios improvisados para una obra tan vibrante como conocida”.

Cartel del Tenorio Mendocino, diseñado por Fernando Toquero.

Dos décadas después, y ahora a punto de celebrar la XXII edición, el propósito de los promotores de este gran evento cultural se ha cumplido y se ha visto recompensado por el apoyo del público que siempre ha respondido a Gentes de Guadalajara en la noche de Difuntos, con lluvia o frío, y que también ha conquistado el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Regional.

Don Juan y Doña Inés, junto al resto de personajes del clásico de José Zorrilla se perderán por la plaza de Santa María, el palacio de la Cotilla, el convento de la Piedad, el palacio del Infantado y a través de la palabra nos introducirán en otra época y una historia particular de amor, pasión, traición, dolor, emoción y arrepentimiento. Y es que precisamente uno de los mayores éxitos de esta obra cumbre del Romanticismo español es la creación de un héroe romántico cargado de elementos propios de esta tendencia. El mayor logro es fue sin duda redimir con amor toda una vida de fechorías, el perdón divino que no le concedió en su día Tirso de Molina (si es que fue realmente su autor, porque hay discrepancias respecto a su autoría) al personaje en El burlador de Sevilla y convidado de piedra, creador de la figura de Don Juan y en la que Zorrilla se inspiró para su obra dos siglos después, aunque con más éxito.

José Zorrilla, autor de Don Juan Tenorio.

Al hilo de esto, una curiosidad. ¿Sabéis que José Zorrilla, no sólo no recibió apenas recompensa económica por ella, sino que además llegó a odiarla hasta el punto de escribir otra en la que la satirizaba?. Sus coetáneos no supieron valoran entonces unos elementos que se convertirían después en sus principales motivos de éxito, por su originalidad: el hecho de ofrecer a Don Juan en dos momentos muy distintos de su vida con cinco años de diferencia, la moderna concepción de ‘espectáculo’ que le proporcionan sus inicios carnavalescos, el clima de profanación y muerte, el radical contraste de ritmos entre las dos épocas… Debido a su poca aceptación Zorrilla la malvendió y no sería hasta 16 años después cuando el actor Pedro Delgado se decidiese a ponerla de nuevo en escena, esta vez sí, con gran éxito. Tal fue la decepción del autor al ver que la obra generaba enormes beneficios de los que no recibía nada que llegó a escribir una zarzuela paródica, lo que no consiguió fue que el público dejase de interesarse por su Don Juan.

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA SEGUIR LA OBRA

La Hostería del Laurel se escenifica en la Plaza de Santa María. Foto: festejosguada.com

La mejor recomendación que te podemos hacer para que vivas el mito y el rito de don Juan es buen calzado y buen abrigo, y si llueve chubasquero y paraguas. También puedes optar por ver unas escenas un día y otras el siguiente, eso ya lo decides tú.

El Tenorio Mendocino se ha convertido en una cita cultural de gran atractivo para los guadalajareños y para los visitantes que pueden conocer la ciudad de forma diferente. De ahí apuestas por la hostelería de Guadalajara durante estas fechas como los Secretos Gastronómicos, a la hora de comer de los que te hablamos la semana pasada, o visitas guiadas a los monumentos de la ciudad el fin de semana previo a la festividad de los Santos.

Anuncios

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s