Lecturas: Almudena Grandes te dejará ‘El corazón helado”

Paz Ruiz Utrilla / @placeresymas

Tengo que reconocer que El corazón helado es una de las muchas novelas que aguardaban pacientes (si es que un libro puede tener esa capacidad) en el estante de los ‘por leer’ de mi despacho. Fue la reciente lectura de la última novela de Almudena Grandes, El lector de Julio Verne, y el comentario de una lectora y amiga, Concha, en referencia a este otro texto, lo que me llevó a rescatarla de olvido. Y no me arrepiento. En dicha entrada atribuí erróneamente a El corazón helado (editada por Tusquet)  la pertenencia a la colección de Episodios de una Guerra interminable. Subsanado el error (la primera es Inés y la alegría y la segunda El lector), he de puntualizar que sin lugar a dudas, y con permiso de la autora, podríamos considerar a esta novela como prologuista o precursora de la serie posterior. Y es que en ella encontramos la constatación de que la  guerra dividió para siempre a España en dos y sigue teniendo sus repercusiones en el presente; que hay heridas del pasado que no han cicatrizado y que corresponde a las presentes generaciones cerrar de una vez dicha brecha. Nada mejor que el amor para alcanzar este pretencioso propósito.

Aseguraba nuestra lectora Concha en su comentario que es una novela que llegó a conmoverla, opinión que suscribo al cien por cien. Y añado, es, además,  que es una de esas historias en las que cabe no una, sino muchas vidas enteras y que se mete dentro, muy dentro, del alma del lector a nada que éste tenga un mínimo de sensibilidad. Tras su lectura, y acompañando a ese vacío que suele quedar cuando uno termina un libro y descubre (esta vez a su pesar) que todo acabó, queda el poso de cada uno de los personajes que conforman este bien tramado argumento, con unos no menos mejor trazados perfiles, uno de los motivos que más engancha al lector. Porque Grandes profundiza de una manera magistral en cada uno de ellos, en su pasado y su evolución, en sus pensamientos y sus actitudes. El corazón helado es una novela de historias, pero también y sobre todo, de personajes. Por eso, como decía, al terminar su lectura, queda el vacío de lo que fueron, pero forman ya parte de nuestra propia memoria literaria colectiva.

Portada de El corazón helado, de Almudena Grandes.

De hecho, me atrevería a decir que es una de las mejores historias que he leído en los últimos meses. Y lo es por muchos aspectos: por la estructura, por la habilidosa manera que tiene la autora de ir intercalando y haciendo confluir historias familiares e ir haciendo al lector partícipe de ellas, por el mensaje, por los personajes, por el misterio que se mantiene casi hasta el final, pero que se va intuyendo poco a poco, por la prosa y por un sinfín de factores más que sería muy complejo enumerar en una entrada como esta.

La novela, de cerca de 1.000 páginas y una gran intensidad dramática, se mueve a lo largo de décadas, en concreto en el periodo que va desde la Guerra Civil hasta meses antes de su publicación (en 2007). Un hecho que sucede en el presente, la muerte de Álvaro Carrión y su entierro en Torrelodones ante un reducido número de familiares y la mirada atenta de una extraña en la que sólo Álvaro repara, van comenzar a desatar en estos dos personajes, a la sazón principales protagonistas (aunque no los únicos) el recuerdo de sus raíces familiares. Aunque hay una diferencia: Raquel la conoce desde que tiene uso de razón, Álvaro tendrá que descubrirla por sí mismo. Poco después entrarán en contacto y la atracción será inmediata y mutua. Álvaro está casado, aunque está dispuesto a romper con su relación. Raquel, sin embargo, no tenía ataduras sentimentales previas, ¿Qué es entonces lo que la mueve a huir de Álvaro tras un intenso y apasionado romance y a pesar de ser consciente de que es el gran amor de su vida?. ¿Qué gran secreto se esconde tras su huída?. La respuesta está en las historias familiares de ambos jóvenes, que necesariamente habrían de converger en algún momento del pasado y amenazar a la vez su futuro. Álvaro empieza simultáneamente a indagar sobre su padre y va a encontrar más de una sorpresa sobre sus alternantes militancias políticas, sus mentiras sobre el origen y filiación de su madre y sus vaivenes para sobrevivir al sol que más calienta en cada momento.

Almudena Grandes posa junto a la estatua de Galdós.

Raquel, por el contrario, pertenece a una familia de exiliados que se vieron obligados a huir a Francia tras manifestarse y luchar activamente por la República y perder la Guerra. Poco a poco, a través de las distintas historias procedentes de sus miembros, sobre todo de su abuelo, Ignacio Fernández, el lector irá sintiendo ‘el corazón helado’ por las situaciones a que el destino y la crueldad les fueron sometiendo. “Españolito que vienes al mundo/ te guarde Dios/ una de las dos Españas / ha de helarte el corazón” sentenció Machado en aquellos años convulsos. Almudena Grandes habla en este caso de esas dos Españas, pero mientras que una de ellas se mueve por los ideales y es capaz de dejar atrás una gran fortuna familiar, de perder su patrimonio y su patria por ser fiel a unos ideales de igualdad de oportunidades y de democracia, la otra representa el extremo opuesto, el del que es capaz de apuntarse al bando ganador, sea cual sea éste, con tal de prosperar a cualquier precio y caiga quien caiga.

FICHA TÉCNICA

Anuncios

9 comentarios sobre “Lecturas: Almudena Grandes te dejará ‘El corazón helado”

  1. yo soy hijo de la guerra naci en tetuan marruecos el 22 de septiembre de 1936 en pleno comienzo de la guerra punto mi padre era sargento en tetuan y estaba a cargo de la prision de militares y en un momento dado ante sus superiores y leyendo volantes que distribuian aviones dijo que no iba a disparar su pistolA contra sus compañeros pundo ¡ tuvo suerte ¡ le dieron seis años de carcel punto por mucho menos mataron punto habran premiado el coraje estos cobardes? EL LIBRO DE almudena me hizo y me hara llorar mientras viva porque refleja pese a que quieran distorsionarla la lucha de una republica constituida y democratica contra la iglesia los terratenientes y en fin la masoneria utilizando para ello a un generalillo amanerado chupa cirios calzonudo y resentido pero sobre todo mala gente punto esta españa mia fue siempre dificil pero me quedo con las palabras de ernest hemingway cuando dijo que de toas las gue rras en que estuvo los soldados mas digno que conocio fueron los republicanos españoles

  2. Compatriota JoseLillo: mira vos por dónde venimos a intercambiar opiniones. Como te llevás con Andres Rivera, Juan Jose Saer, Guillermo Saccomanno, Soriano, Cercas, Juan Marse´ y ya me estoy abusando de la lista…si queres y tenes ganas escribime tu opinión a sihagalo@gmail.com así no entorpecemos estas apreciaciones.
    Te cuento que los Episodios de una Guera Interminable, me atraparon, tanto Inés y la alegría con los sucesos del Valle de Arán , como El lector de Julio Verne que estimo personamente tiene pasajes inolvidables como los dialogos del niño con El Portugués. Espero que los proximos aparezcan pronto.
    Hice mis primeras incursiones con la lectura digital para evitar esperas , y resulta que las editoriales españolas no permiten comprar para el ambito de Argentina( hay una cuestion con los derechos de autor). Con lo cual cuando salió El lector de Julio Verne, un feriado 2 de abril del año pasado, ví que estaba en la paginas de varias cadenas de librerias, pero por ejemplo Hernández que suele ser mi preferida estaba cerrada, pero…los shoping los shoping en este caso el de Pacifico recien lo estaba desembalando y por telefono me aseguraron que pasara a buscarlo…esto a cuento de que así soy yo cuando los libros me interesan. Ahora estoy en la busqueda de La viuda de los Van Gogh , de Camilo Sánchez . Guillermo Saccomanno le hizo un excellente artículo en radar e hace dos domingos pero yo estaba de vacaciones. Tambien escribo. Bueno suerte y espero no haberte atosigado mucho.
    Silvia,dde.una Baires superando una tormenta que nos tiene a mal traer.

  3. Silvia:
    Te parece? Bueno, pero me la leí toda.- Lo que siempre es, sin duda, un indirecto e intangible elogio al autor.- Tolkien me pareció entretenido, justo y necesario, hasta en los mapas.- Si “debería haber dicho”: para que escribo lo que quiero, entonces?
    Y eso que no hice ninguna referencia a Inés y la alegría y El lector de Julio Verne, que también me los leí.-
    Saludos, desde Córdoba, a 700 Km de vos.-

  4. Joselillo todo el mundo tiene derecho a tener “gustos”, “criterios” diferentes relacionados con la lectura por ejemplo, a mi personalmente no me atrae la saga del Hobbit, o las historias de Perez Reverte por darte un par de ejemplos, pero ello no me da atribucionespara calificar desacreditando un trabajo que demuestra habilidad literaria, capacidad de investigación, criterio de recursos narrativos. Debieras haber dicho sencillamente que no te ha gustado pero SIN AGREDIR, NI DESMERECER, o si fueras REALMENTE un crítico literario aportando elementos de objeción puntuales, no adjetivaciones en el fondo superficiales.
    SIGO sosteniendo lo que postee más arriba sobre esta novela y la de Manuel RIvas.
    Saludos.
    Silvia dde.Bs.As., Argentina

  5. Insoportable, aburrida, cientos de páginas superfluas (tiene 1200, o sea, 500, por lo menos. de más).- Por si fuera poco un escrito post-final, también absolutamente superfluo.- Es tal vez la novela con más lugares comunes y cursilerías de toda la literatura, si esto es literatura.-

  6. Muchas gracias Silvia por tu comentario y por tu aportación. Recogemos tu propuesta e incluiremos a Manuel Rivas entre nuestros autores de cabecera. Creemos que no hay nada mejor que atender las recomendaciones de nuestros lectores porque vosotros sois nuestra principal razón de ser. Un fuerte abrazo.

  7. En el año 2007 llegaron a mis manos dos novelas que me sacudieron la imrponta literaria_ CORAZON HELADO y LOS LIBROS ARDEN MAL. Ha cía tiempo que esperaba algo que en su concepción fuera diferente, que su lenguaje y su estructura y su lenguaje fueran el espejo de un pensamiento que me abriera la cabeza y el corazón. ESTAS DOS NOVELAS LO CONSIGUIERON, ALMUDENA GRANDES Y MANUEL RIVAS SUS RESPONSABLES. Despues vino el resto EPISODIOS DE UNA GUERRA INTERMINABLE ME ATRAPARON, las espero ansiosa…mientras me leí toda la obra la Almudena y algo de Manuel.

    Desde Bs.As.mis saludos

    Silvia H,García López

  8. Totalmente de acuerdo, Concha. Es cierto que el libro llega a hacerse un poco lento al final y que la autora se alarga demasiado en el romance y su aparente imposibilidad así como en las lamentaciones de Álvaro y Raquel. A mí es lo único que se me hizo pesado en la lectura de esta gran obra, aunque al final prima el conjunto y, como señalas, la excepcional prosa de Almudena Grandes. Muchas gracias por tu comentario y tus aportaciones. Seguimos leyéndonos.

  9. Comento por alusiones y por las grandes coincidencias en nuestras conclusiones sobre esta genial novela. Yo destacaría como valores principales la fantástica prosa de la autora, la riqueza de matices de los personajes y sobre todo esa maestría para entrelazar las historias de unos y otros, del pasado y el presente, que te obligan a seguir leyendo con voracidad. Como punto débil señalaría las últimas páginas, que me dieron la sensación de alargar la historia innecesariamente una vez que se había “destripado” toda la trama. En todo caso, la emoción viene dada sobre todo por el reconocimiento de esas pequeñas historias tan nuestras pero a la vez tan desconocidas que hay en la Guerra Civil. Al tiempo que Álvaro va abriendo los ojos a una realidad que estaba oculta en el pasado familiar (y Raquel también, no lo olvidemos, se ve obligada a revisar sus convicciones propias y heredadas) el lector va descubriendo aspectos de la historia que a pesar de todo lo escrito y rodado sobre la Guerra aún desconocía.

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s