Hospedería Sierra de Gata, dormir en un convento del siglo XV con el confort del siglo XXI

Susana Sanz / @placeresymas

Me encanta regalar turismo. Es una manera de compatir con la persona que quieres experiencias y, con el tiempo, magníficos recuerdos. Quería conocer la Sierra de Gata, en Cáceres, y cuando supe que se iba a abrir una Hospedería en el Convento de San Miguel, en San Martín de Trevejo, no lo dudé. Sería mi próximo regalo.

La espera ha sido larga porque el bono-regalo “Escapada romántica” de Hospederías de Extremadura ha estado guardado en un cajón más de un año. Afortunadamente no caduca. Pocos días después de la inauguración llamamos y confirmamos nuestra reserva. Había llegado el momento de disfrutar de “nuestro” regalo.

Los franciscanos construían sus monasterios alejados del ruido. Por eso, la nueva hospedería está situada a las afueras del pueblo, con magníficas vistas de la sierra. El paseo desde el centro de San Martín puede ser muy agradable, sobre todo en otoño y primavera.

Tras subir una pronunciada cuesta de cantos rodados llegas a un edificio del siglo XV, rotundo, sobrio y austero en la fachada. Rehabilitado en los últimos años siguiendo las tendencias más actuales, lo han convertido en un hotel de 4 estrellas.

Apenas entras, después de pasar por una sencilla recepción, el claustro convertido en cafetería te da la bienvenida. Inicialmente sorprende: está acristalado para garantizar su utilización todo el año y la estructura es completamente visible.

La decoración sigue las últimas tendencias. Con sencillez y sobriedad logra crear un espacio confortable.

Se nota que han cuidado los detalles porque la identidad de San Martín de Trevejo está presente desde el primer momento: el kiosco-cafetería instalado en el patio también tiene su identificación en ‘mañegu’, su dialecto propio.

Un ascensor panorámico te permite contemplar aún mejor la estructura de la hospedería y el contraste de materiales empleados: hierro, cristal, madera…

Alojamiento impecable

Las habitaciones, con una decoración minimalista, están impecables. Son cómodas y prácticas. La amplitud es razonable ya que en nuestro caso tuvieron que incluir una tercera cama, puesto que todavía no tenían una cuna -como necesitábamos-. Entre los servicios que el hotel ofrece gratuitamente está una carta de almohadas.

Cena en la capilla

Nuestra estancia incluía cena y desayuno. Ahí llegó la sorpresa más agradable: el restaurante está instalado en la capilla del monasterio.

Este espacio estaba destinado, inicialmente, a albergar eventos, bodas, actos públicos…. pero un problema en el lugar pensado para el restaurante les ha obligado a cambiar su ubicación. Todo un acierto.

El negro de las paredes tiene más sentido que la mera decoración. Los materiales empleados en su recubrimiento logran eliminar las reverberaciones propias de una contrucción de estas características, consiguiendo un ambiente íntimo y calido. Una serenidad que se complementa, además, con la amabilidad de los profesionales que lo atienden.

El coro, dedicado al encuentro y la lectura

Otro espacio de la antigua capilla, su coro, se ha convertido en un rincón para la lectura y la conversación. Tiene un encanto especial y, a pesar de ser una de las estancias con más temperatura de la hospedería, merece la pena compartir allí un rato de charla.

Piscina de verano y spa

El nuevo hotel también dispone de un spa, a muy buen precio para los clientes alojados. En el exterior, en lo que fue la antigua huerta del monasterio, la piscina de verano demuestra que esta hospedería lleva abierta pocas semanas, ya que carece de mucha sombra.

Lo que más eché de menos fue una oferta de servicios turísticos y culturales complementarios que sí poseen otras hospederías de la misma cadena, como las de Alcántara o Monfragüe. Un informador turístico que acompañara a los clientes en una visita por San Martín de Trevejo y por el resto de la Sierra de Gata permitiría ofrecer un producto mucho más completo. Imagino que con el tiempo… se hará realidad. Mientras… te dejo con algunas buenas razones para visitar San Martín de Trevejo.

Anuncios

4 comentarios sobre “Hospedería Sierra de Gata, dormir en un convento del siglo XV con el confort del siglo XXI

  1. Marisol, gracias por tu mensaje. En ‘Placeres y más’ disfrutamos compartiendo nuestras experiencias. Confío en que disfrutes de la zona. Ah! y a la vuelta… esperamos tus comentarios, seguro que nos enriquecen.

  2. Me has convencido. Creo que será destino en mis vacaciones de septiembre. Gracias por la recomendación.

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s