Hotel-Spa Niwa de Brihuega, una invitación a detener el tiempo y recuperar el bienestar

Paz Ruiz Utrilla/Emma Jaraba@placeresymas

No es necesario ir muy lejos para sentir la sensación de que el tiempo se ha detenido y todo puede esperar. Nuestra propuesta de hoy la encontramos en un rincón de la Alcarria, en Brihuega, a poco menos de veinte minutos de Guadalajara, en un coqueto hotel-spa que abrió sus puertas hace ahora cuatro años, Hotel Spa-Niwa. Los colores y los olores, según la época del año, no se escaparán a los sentidos del viajero en su camino hasta la localidad briocense. En estos días de verano el amarillo del cereal cosechado y el morado del lavandín son los colores que dominan el paisaje de camino a este hotel con encanto en las tierras que Cela universalizó con su “Viaje a la Alcarria”.

Zona de circuito spa de Niwa

Aunque el nombre te confunda nada más lejos, una briocense, la emprendedora Ana Bedoya, es la responsable de esta empresa turística que ha sabido ofrecer al cliente lo que busca, una estancia para descansar y un spa para que el cuerpo y la mente se fundan. El empeño y experiencia de Bedoya en el mundo del turismo  desde hace más de 15 años son las claves para que su particular “jardín” alcarreño, jugando con el nombre del establecimiento que ha tomado del japonés, sean una referencia en la oferta de ocio y turismo en Guadalajara. En una zona tranquila de Brihuega, en el paseo José Ruiz Pastor, no muy lejos del parque de María Cristina en una zona conocida como los chalés encontramos este hotel-spa que cuenta con diez habitaciones, jardín, solarium, salas de reuniones, gimnasio y el propio spa además de una completa oferta de tratamientos. Blanco y negro, pizarra, orquídeas, una decoración minimalista, un servicio esmerado permiten que el viajero se sienta acogido, como en casa, tranquilo, despreocupado de la rutina cotidiana y de la esclavitud del tiempo.

Zona exterior ajardinada con solarium.

En este contexto, Niwa invita a desconectar, a romper por unos días con la realidad, con los problemas cotidianos, mayores o menores, con la crisis económica, con el paro, con la prima de riesgo, con la amenaza constante de la subida del desempleo o la espada de Damocles de una intervención… el huésped de este jardín de paz siente al traspasar la puerta de este chalé de lujo que todo queda en suspenso gracias al cuidado puesto por su decoración. Una sensación que se consolida al zambullirse en la zona de spa. Si además eliges una de sus propuestas, el paquete romántico, pensado para un fin de semana en pareja, tendrás la oportunidad de disfrutar los dos solos de estas instalaciones por la noche, con una cuidada iluminación que, unida a la complicidad de la luna, crea un ambiente íntimo y acogedor, un recuerdo de esos que perduran durante toda la vida.

La decoración de Niwa, especialmente la floral, está pensada para proporcionar al visitante una sensación de bienestar.

Además de todo ésto puedes (debes, diríamos nosotras) decantarte por una de las múltiples propuestas que Niwa ofrece en su carta de masajes orientales, realizados por profesionales venidas ex profeso de Filipinas desde los más clásicos relajantes o descontracturantes a la reflexología podal, el sensitivo, el masaje a cuatro manos, el linfático… u otros más exóticos como el que utiliza la chocolaterapia, el envolvimiento con algas, las sales marinas exfoliantes y, como no, el que utiliza el producto estrella de la Alcarria: la miel. Nosotras elegimos el masaje combinado Shiatsu-sueco para liberar todas las tensiones acumuladas, pero como te comentamos, las opciones son múltiples.

Cada una de las 10 habitaciones de Niwa tiene su propia decoración, próxima al minimalismo.

Para completar un fin de semana redondo, puedes disfrutar de la paz del momento en la zona de descanso habilitada en el jardín, dotada con comodísimas tumbonas; saborear una infusión en su porche o su terraza-solarium o leer plácidamente en su salón. Los tratamientos y propuestas de este spa ubicado en el corazón de la Alcarria se pueden concertar, en cualquier momento del año, sin necesidad de estar alojado en su coqueto y acogedor hotel, e incluso si quieres sorprender a alguien con un regalo diferente no dudes en poder adquirir las tarjetas regalo que Hotel Spa-Niwa pone a tu disposición, pero también te recomendamos un autoregalo placentero como este que te hemos presentado y de paso conocer este rincón alcarreño, su patrimonio, su gastronomía, sus paisajes, su historia.

Otra opción que pone a disposición de sus clientes el Hotel-Spa Niwa son los masajes que se pueden concertar, los martes y jueves, en el establecimiento Peluquería Pardo, en la Avenida de Castilla de Guadalajara. Si los pruebas  y te gustan el siguiente paso será conocer el jardín de paz y tranquilidad que vas a encontrar en Brihuega. No lo podrás olvidar y no dudarás e repetir y recomendar a los que quieren hacer un alto en el camino sin necesidad de hacer muchos kilómetros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

3 comentarios sobre “Hotel-Spa Niwa de Brihuega, una invitación a detener el tiempo y recuperar el bienestar

  1. Nos alegramos de coincidir en tu valoración, y es cierto que los masajes son ‘mano de santo’. Siempre hay lugares por descubrir y este es uno de ellos. Seguro que repites.Gracias por tu apreciación.

  2. Uno de mis hoteles preferidos! Siempre sueño con volver, los mejores masajes que me han dado en mi vida! El articulo describe perfectamente como lo siento yo.

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s