Cuatro buenas razones para visitar San Martín de Trevejo

Susana Sanz / @placeresymas

San Martín de Trevejo (Cáceres) es uno de los pueblos más bonitos de Extremadura y también de España. Está situado en un entorno privilegiado, en la Sierra de Gata, en el rincón noroeste de la región haciendo frontera con Salamanca y Portugal. Pasear por sus calles, escuchar a sus gentes, catar con ellos sus vinos…. se convierte en pequeños placeres que hoy quiero compartir contigo. ¿Nos acompañas?

Disfrutar del entorno

El destino es sólo una etapa más de nuestro viaje. Por eso, disfrutar de San Martín es disfrutar también del trayecto, del entorno, de las paradas previas.

Si cruzas Extremadura para llegar a Sierra de Gata ves cómo las dehesas desaparecen poco a poco para dejar paso al bosque. Un bosque de alcornoques, pinos, robles, helechos…. Un bosque denso, que llega a abrirse como un tunel al paso de la carretera. Existen caminos más rápidos, pero si quieres disfrutar de la sensación de cruzar por plena naturaleza te recomiendo que llegues por la carretera de Trevejo y Villamiel.

Nos adentramos en el Valle del Jálama. Una zona donde también puedes disfrutar del senderismo. Encuentras rutas con varios tipos de dificultad, y seguro que hay alguna a tu alcance.

Patrimonio histórico artístico

Al llegar, te invito a que aparques el coche a las afueras y comiences el paseo. La Villa de San Martín de Trevejo es Conjunto Histórico Artístico. Por todas las calles encuentras rincones cargados de historia y tradición. En la Oficina de Turismo -que no abre los sábados por la tarde- puedes recoger un plano que te marca algunos de los lugares más interesantes.

Lo primero que llama la atención es el arroyo de agua corriendo por el centro de las calles. Todas las casas con sus poyetes, tres escalones de granito que probablemente hace años les aislaba de las grandes nevadas. Las viviendas de tres pisos, construidas con piedra, adobe, vigas de madera, cal morena…. Y plantas, una aténtica fiesta de verdor y colorido en todas las ventanas y rincones.

La Plaza Mayor, que según me contaron es la única plaza del pueblo, demuestra la raigambre histórica del lugar. Giras la mirada y en apenas unos metros encuentras el Ayuntamiento, los soportales centenarios, la Torre-Campanario con un escudo de Carlos V y la Casa del Comendador de la Orden de San Juan de Jerusalén.

Si te gusta el arte, la Iglesia parroquial de San Martín de Tours también tiene una visita. En el interior encontrarás varias tablas de Luis de Morales.

Patrimonio inmaterial, su esencia

San Martín es un pueblo vivo, con identidad propia que ha sabido conservar a lo largo de siglos. Cuando paseas, los lugareños te saludan en un perfecto castellano interrumpiendo su conversación en Mañegu, como ellos llaman ‘A Fala’, su dialecto propio. Esta lengua, declarada Bien de Interés Cultural, tiene origen galaico-portugués y se conserva únicamente en tres municipios de Extremadura: Eljas, Valverde del Fresno y San Martín de Trevejo

Su dialecto está presente en todos los lugares: en los nombres de las calles, en los carteles de las tiendas y sobre todo en sus conversaciones. ‘A Fala’ está viva, muy viva. Durante mi visita me encantó escuchar como una familia hacía carantoñas y piropeaba con cariño a un bebé en su lengua.

Los vinos de Sierra de Gata

Los vinos de San Martín de Trevejo y sus bodegas también son una buena razón para visitar esta villa.

Puedes encontrar varias boigas -como se dice en mañegu- donde tomar los vinos de la comarca. Están en la planta baja de las viviendas, hechas de piedra, pizarra y madera. Entrar allí es casi como hacerlo en un museo etnográfico rural: tinajas, porrones, botillos, utensilios para la matanza, aperos de labranza…. y además vino. En muchos casos son vinos de pitarra, recios, que te ayudan a recordar los matices de los vinos de antaño.

Pero el vino no es el único producto que debes probar en San Martín de Trevejo y en el resto de la Sierra de Gata. El aceite de oliva de esta comarca es magnífico. De hecho tiene Denominación de Origen Gata-Hurdes.

Al terminar la visita te recomiendo que conozcas otros lugares de esta sierra, un entorno mágico que merece la pena conocer.

Otros post relacionados con San Martín de Trevejo y la Sierra de Gata que te pueden interesar:

Anuncios

11 comentarios sobre “Cuatro buenas razones para visitar San Martín de Trevejo

  1. Cierto un pueblo precioso ,nosotros estuvimos hace unos años y nos gusto mucho ,como corria el agua por las calles sus fachadas historicas .Bolveremos si señor gracias por ese pueblo.

  2. Llevo visitando el pueblo desde hace veinte años de allí son mis padres es espectacular pasear por allí lo agradable que es la gente y la tranquilidad. Que se respira me alegro de pertenecer a un gran pueblo

  3. La ruta de los castaños y la cazada romana, las bodegas los restaurante, el pueblo y el encanto de las personas

  4. Es un pueblo divino y sus alrededores encantadores. He tenido la gran suerte de poder hacer la ruta del bosque de los castaños y bajar por la calzada romana….realmente fantastico. Ademas estuve comiendo el la hospederia conventual de San Martin donde nos atendieron maravillosamente y es un lugar digno de ver. Lo recomiendo.

  5. Gracias por esta entrada tan bonita del pueblo de mis padres, realmente es un sitio precioso y que merece la pena conocerse.

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s