Ruta a la Garganta de los Infiernos, el paisaje que moldeó el agua

Susana Sanz / @placeresymas

En plena ola de calor, ‘Placeres y Más’ te invita a sumergirte en un refrescante baño, en uno de los rincones con más encanto del Norte de Extremadura: la Garganta de los Infiernos.

Extremadura rompe tópicos. Sólo hay que conocerla un poco para desmontar ideas preconcebidas, erróneas casi siempre. Fuera de esta región muchos la imaginan seca e inhóspita. En realidad es la comunidad autónoma española con más kilómetros de costa, aunque sea de agua dulce. De los embalses te hablaré otro día. Hoy toca disfrutar de las gargantas del Norte de Cáceres, lugares de baño, a veces casi desiertos, que estos días ayudan a sobrellevar el intenso calor.

La Garganta de los Infiernos es una Reserva Natural situada en pleno corazón del Valle del Jerte, del que ya hablamos hace meses coincidiendo con la floración del cerezo. Es, casi con toda probabilidad, la garganta más espectacular de la comarca. Merece la pena visitarla por la riqueza medioambiental que puedes encontrar en ella. Además, es un lugar perfecto para hacer senderismo, conocer de cerca la flora de este entorno y disfrutar de los paisajes que cambian de color en cada estación del año.

El lugar más popular cuando llega el buen tiempo es “los pilones”, como llaman popularmente los extremeños a las piscinas naturales que se han formado en la roca por la erosión del agua a los largo de millones de años. Yo los descubrí hace tiempo en una tórrida tarde de agosto. Debo reconocer que un baño en esas frías aguas que bajan de la sierra se convierte en un auténtico placer.

Excursión senderista

Los coches no pueden llegar hasta esta zona de baño. Te recomiendo que antes de iniciar tu ruta de senderismo hacia los pilones entres en el Centro de Interpretación de la Garganta. Allí podrás obtener una idea general de la importancia de esta reserva natural y algunas pautas para disfrutar de tu excursión.

Tras -aproximadamente- una hora de subida entre bosque y matorral andando sobre camino unas veces, y serpenteando la ladera por sendas otras, llegas a un entorno espectacular. Encuentras unas rocas graníticas de unas dimensiones que te hacen sentir pequeño y vulnerable. El sendero te lleva hasta un puentecillo que te ofrece una de las mejores perspectivas de la garganta. Desde allí ves la hilera de piscinas que la naturaleza ha regalado a este entorno.

Después se acentúan las sensaciones y aprecias los contrastes. Sobre todo entre la temperatura del granito sometido a los rigores del sol extremeño y las aguas frías de la garganta. Pasas de pisar piedras ardientes a sentir un frescor relajante que a veces se torna en frío cortante. En definitiva, una serie de emociones difíciles de describir, por eso te invito a que vengas a disfrutarlas por tí mismo.

¿Conoces otras rutas para hacer senderismo en familia? Aquí te sugerimos otras alternativas:

Anuncios

7 comentarios sobre “Ruta a la Garganta de los Infiernos, el paisaje que moldeó el agua

  1. Herminio, gracias por tu comentario. Las fotos que nos invitas a contemplar son preciosas y reflejan a las perfección qué puede encontrar el visitante. La Garganta de los Infiernos merece una visita en cualquier época del año. Un saludo.

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s