Arquitectura Negra: una ruta entre Valverde de los Arroyos y Umbralejo

Paz Ruiz Utrilla / @Placeresymas

Si estás pensando en pasar un fin de semana diferente Placeresymas te propone en esta ocasión una alternativa de ocio que funde el conocimiento de una de las  zonas arquitectónicas más peculiares de Castilla-La Mancha con el disfrute de la naturaleza en su más pura y viva esencia. Nos referimos a los pueblos de la zona conocida como Arquitectura Negra de la provincia de Guadalajara, ubicados en la Sierra Norte  de ésta.

Precisamente la peculiar forma de construir las edificaciones en esta comarca viene determinada desde sus orígenes por el entorno natural en el que se emplaza, rodeado de robles y encinas. Un entorno marcado en la mayor parte de su historia por el aislamiento debido a la dificultad de comunicación derivada de su complejidad orográfica. Para fijar los edificios en los que morar, sus habitantes han empleado desde siempre los elementos que la naturaleza ponía a su alcance: pizarra y madera. Es precisamente el empleo de la pizarra el que proporciona a estos núcleos poblacionales su estética característica además de su ‘apellido’ de negra. La madera es otro elemento imprescindible.

En esta ocasión, en Placeresymas hemos seguido la ruta que nos lleva a Valverde de los Arroyos pasando por Tamajón y Almiruete , otra bella localidad en la que merece la pena hacer una parada para pasear por sus estrechas y empinadas callejuelas.

Tras pasar por Palancares  se llega por fin a uno de los pueblos más peculiares de Guadalajara por el cuidado que en él se ha tenido por preservar su arquitectura de siglos. Pasear por sus calles es sentir que la naturaleza se funde con la vida, que cada rincón esconde un secreto de tiempos remotos y que la paz habita eternamente en cada uno de sus lugares. Desde el pueblo parten además distintas rutas para los amantes del senderismo.

No debemos dejar de realizar la que nos lleva a la cascada de Desepeñalagua. Un sendero que, tras unos 40 minutos andando, nos lleva hasta una impresionante caída de agua, de gran atractivo natural para la zona.

Otra opción es recorrer los nueve kilómetros que separan por carretera Valverde de Umbralejo y disfrutar de la peculiaridad de este pueblo, vivo ejemplo de recuperación de arquitectura típica de la zona. Bajo la atenta mirada del Ocejón (el pico más elevado de la provincia de Guadalajara, con 2.049 metros), este enclave antaño habitado ha sido salvado de la ruina y, lo peor, el olvido, gracias al Plan Experimental de Reconstrucción de Pueblos Abandonados Multitud de generaciones de escolares de diversas procedencias han vuelto desde 1984 a llenar de alegría y vida sus calles, contribuyendo a levantar un núcleo que desde el año 1971 se encontraba totalmente despoblado.

Ahora el visitante puede disfrutar de la paz de las calles mientras imagina cómo sería en un pasado, antes de que el aislamiento y la falta de horizontes llevasen a sus moradores a tomar la dolorosa decisión de abandonar poco a poco sus raíces para buscar nuevas formas de vida. Eso sí, si tienes pensado llegar hasta aquí has de tener en cuenta que Umbralejo tiene horario de visita: de abril a septiembre, lunes a viernes 18-20 horas; sábados y domingos de 12-14 y 18-20 horas. De Octubre a marzo, lunes a viernes de 16 a 20 horas, sábados, domingos y festivos de 16-18 horas. No debes perdértelo. Si te han gustado las fotos, aquí te dejamos más para que compruebes la belleza de Valverde y Umbralejo. Aunque no olvides que como mejor se conoce es paseando por sus calles. Nosotros ya hemos disfrutado de esa experiencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

5 comentarios sobre “Arquitectura Negra: una ruta entre Valverde de los Arroyos y Umbralejo

  1. Es cierto, Carlos, gracias por la apreciación. En realidad, tal y como hemos podido constatar, y así figura en documentos que profundizan en este tema, las expropiaciones para la repoblación de pastos vinieron a unirse a la creciente despoblación lo que llevó al abandono en 1971. Con nuestro post no pretendíamos tanto entrar en un análisis pormenorizado sobre las causas, sino contextualizar como marco para el objetivo del reportaje, que no es otro que intentar realzar el valor natural y arquitectónico de la zona.

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s